lunes, 25 de noviembre de 2013

Cómo resolver conflictos en el trabajo

Resolver conflictos en el trabajo

Decida si quiere hacer frente a la persona que te está molestando. Por lo general, es mejor expresar sus quejas a la intemperie que dejarlos pudrir.

Hable con la otra persona con calma, cortesía y racionalmente. Centrarse en la situación y los hechos, evitando chismes y ataques personales.

Tenga cuidado de no expresar hostilidad en su postura, expresión facial o el tono. Sea asertivo sin ser agresivo.

Escuchar a la otra persona con atención: ¿Qué está tratando de decir? Asegúrese de entender su posición.

Muestre interés en lo que la otra persona está diciendo. Puede reconocer sus ideas sin estar necesariamente de acuerdo o presentando. Diciendo: "Entiendo que te sientas así. Así es como me siento ..." reconoce ambas posiciones.

Comunicar de forma clara lo que quiere, que ofrece sugerencias y recomendaciones positivas. Estar dispuesto a ser flexible.

Hable con su supervisor si hay un problema con un compañero de trabajo difícil, amenaza seriamente su trabajo, pero evite el lloriqueo.

Consejos y advertencias

Tratar con personalidades problemáticas, tratando de entender lo que motiva su comportamiento, entonces adaptar sus acciones a trabajar con ese tipo de personalidad. Una vez que entiendes por qué las personas se comportan como lo hacen, usted será capaz de interactuar con ellos con mayor eficacia.

Por ejemplo, ser firme con los matones en el trabajo "no permiten que lo presionen a hacer algo no deseado. Sea contundente en sus opiniones, pero actuar con un poco de cautela.

Alrededor de quejosos, evitar actuar demasiado simpático si siente sus quejas infundadas, sino que preguntan qué tipo de acciones que planean tomar para cambiar la situación. En escuadra preguntarles qué quieren.

 

1 comentario: